¿Desde cuándo los tunos rondan
a la Inmaculada en Sevilla?

Mucha gente aún se sorprende al saber que el dogma de la Inmaculada Concepción de María tiene tan sólo 166 años de vida. Tras dieciocho siglos y muchas discusiones teológicas, el papa Pío Nono proclama en la bula Ineffabilis Deus en 1854 que María fue concebida sin el pecado original, estableciendo su celebración el día 8 de Diciembre, ya que María había nacido un 8 de septiembre. La cuestión teológica en torno a la concepción inmaculada de María nace en el siglo II en la iglesia bizantina, llegando a occidente en el siglo VII donde se difundirá con rapidez aunque no sin dificultad. Será sobre todo a partir del siglo XIII cuando esta cuestión se convierta en disputa teológica enfrentando, no por primera vez dicho sea de paso, a dos de las órdenes religiosas más importantes, Dominicos y Franciscanos. Los primeros abogan por la purificación de María tras su nacimiento, siendo esta corriente conocida como ‘maculista’ ;los segundos defienden la Inmaculada Concepción, es decir son ‘inmaculistas’

En Sevilla sabemos con certeza que dicha celebración ya tenía lugar en el siglo XIV, calando muy hondo en el pueblo sevillano, llegando al punto de que se erigirán en el siglo XVII en adalides de esta cuestión, siendo defendida por todos los estamentos de la ciudad, pueblo, hermandades e iglesia, salvo, claro está, la fracción dominica, llegando a enviarse embajadas a Roma, y lográndose que el Papa Paulo V permita las celebraciónes populares de los Inmaculistas, mientras que a los maculistas les prohibe expresar su opinión al respecto, al menos en público….

Antes de continuar con  esta popular tradición sevillana, ocupémonos de la plaza dónde tiene lugar cada 7 de Diciembre desde 1918, la Plaza del Triunfo.

Muchos pensarán que lleva ahí ‘toda la vida’ (la de algunos al menos). Pero en realidad esta plaza es parte de los proyectos urbanísticos llevados a cabo con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929 (ya me parece estar oyendo a mis turistas diciendo ‘pero es que  en Sevilla todo se hizo con motivo de la Expo del 29? ‘). Todo no, pero mucho sí.

El proyecto de la plaza lo firma el arquitecto Juan Talavera Heredia en 1917, y el monumento en sí lo realiza el escultor Lorenzo Collaut Valera en 1918. En el pedestal que soporta la preciosa imagen de María Inmaculada (inspirada en la que Murillo pintara para el Hospital de Venerables Sacerdotes) aparecen cuatro personajes directamente relacionados con la Pura y Limpia. Todas las esculturas estan realizadas en mármol de Carrara.

Empecemos con los más populares

Martinez Montañés, que representa el canon escultórico de la Inmaculada .

Bartolomé Esteban Murillo, que representa a su vez el canon pictórico.

Miguel Cid, cuyas coplillas en honor de la Pura y Limpia llevan recorriendo las calles de Sevilla más de cuatro siglos…

 

“TODO EL MUNDO EN GENERAL
A VOCES REINA ESCOGIDA
DIGA QUE SOIS CONCEBIDA
SIN PECADO ORIGINAL”

Y, por último, aunque no menos importante, el padre Jesuita Fray Juan de Pineda, quien fue el que reforzó la base teológica del dogma.

Y, ahora , hablemos de la tradición de la ronda estudiantil.

Desde su inauguración era normal que cada vigillia de la Inmaculada, el pueblo se congregara en torno a la imagen para rendirle homenaje.  Ya en los años 20 un grupo de jóvenes estudiantes se reunía en torno al monumento para cantarle las famosas coplillas de Miguel Cid y la Salve Gregoriana. Un momento crítico se vivirá con la llegada de la segunda República,  al intentar ésta eliminar la celebración en 1931. Ya se pueden imaginar ustedes cuál fue la respuesta del pueblo sevillano, todos a una se congregaron en la Plaza del Triunfo para celebrarlo y defender así la tradición.

Pero no será hasta los años 50 del pasado siglo cuando algunas tunas comiencen a  ‘rondar’ a María Inmaculada . Tras unos primeros años durante los cuales otras tunas se irán añadiendo  a la celebración, será en 1975 cuando se ‘institucionalice’ la tradición, entre otras cosas por la desorganización que imperaba hasta ese momento, y por ello desde esa fecha preside el acto la Tuna de Medicina como decana de las tunas de Sevilla.

Este 2020, el COVID 19 lo ha trastocado todo, por ello este año no se celebrará la tradicional ronda de las tunas, pero éstas no han querido dejar pasar la fecha sin más y realizarán una ofrenda floral junto con una plegaria por los afectados por la pandemia la tarde del 7 de Diciembre. La tradición festiva y masiva de cada año será sustituida por algo más íntimo y solemne, tomemos ejemplo de ellos….

Artículos interesantes

No te pierdas...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies