Albahaca limón

(Ocimum basilicum citriodorum)

¿Qué tenemos qué saber de esta planta?

Es una planta que se caracteriza sobre todo por un intenso olor a limón. Se trata de una de las muchas plantas aromáticas que encontramos en los jardines y huertas de la Alhambra y el Generalife. Alcanza unos 30-40 cms de altura y las hojas son parecidas a la de la Albahaca dulce, pero un poco más pequeñas y de un verde más claro. Florece a finales de verano o comienzos del otoño, dando una pequeña flor blanca. Después se va secando, ya que no le van bien las temperaturas por debajo de 10º, hasta que los jardineros la retiran de los parterres a final de otoño normalmente. Es una planta anual así hay que volver a plantarla si se quiere tener en el jardín de nuevo.

Le gusta el sol y el agua, pero no los suelos encharcados. Por eso la vamos a encontrar en zonas que tienen riegos frecuentes, como los parterres de los Jardines Bajos o en el mismo Patio de la Acequia.

Su historia

¿De dónde viene?

La albahaca es originaria de la India, y tiene una notable extensión por el Sudeste asiático y zonas de África. Esta variedad en concreto surge del cruce de la albahaca (Ocimum basilicum) y la albahaca africana (Ocimum americanum).

Tradicionalmente, la albahaca era la planta que se ofrecía a Krishna y se identificaba como una planta que ayudaba a los fallecidos en su tránsito al Más Allá. Los griegos son los que la introducen en el área del Mediterráneo y rápidamente se incorpora también a la cocina romana (de hecho es una aromática que hoy vinculamos aún con Italia y una buena ‘ensalada caprese’). En la Edad Media se usó en recetas de brujería, e incluso aparece mencionada en el Decamerón. Para la Iglesia Ortodoxa Griega se considera sin embargo una planta sagrada, cuyo aroma guió a Santa Helena hasta encontrar la Santa Cruz.

Resulta curioso que en el Lenguaje de las Flores, siglo XIX, esta planta se relaciona con el odio ya que << Decíase comúnmente que el odio tenía ojos de albahaca, porque se dio este nombre a aun animal fabuloso que, según los charlatanes, mataba con una sola mirada >>

Sus nombres comunes

Su nombre en castellano difiere bastante de la traducción en otros idiomas vecinos. En nuestro caso, hemos guardado el nombre árabe hispánico ‘alhabaqa’. Con las mejoras de las técnicas de riego, en Al Ándalus se introducen y mejoran muchos cultivos, lo que ha favorecido que se les conozca por su nombre en árabe, y no por su raíz latina.

Su nombre en latín ‘basilicum’ deriva del griego ‘basilikon’, vinculado al carácter planta real que se le otorgaba; o porque probablemente se utilizaba para la elaboración de perfumes reales.

Además de como albahaca, en Murcia y Alicante se la conoce como ‘alhábega’. En Centroamérica también es llamado albacar. Y en Filipinas locoloco o solasi.

Sus traducciones

English: lemon basil

Français: basilic citron

Sus usos

El más comúnmente conocido de la albahaca es su uso culinario. En Tailandia y Laos, la albahaca limón se utiliza para acompañar arroces y pescados, así como para elaborar currys. En Indonesia se utiliza su hoja directamente en ensaladas.

Autor: Daniel Aguilera

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies