Durillo

(Viburnum tinus)

¿Qué tenemos que saber sobre esta planta?

El durillo es una planta que encontramos de manera abundante en los jardines de la Alhambra, pero también en la propia ciudad de Granada. Es una planta muy resistente que se presenta bajo la forma de un arbusto o bien como un ejemplar aislado en forma de arbolito que suele podarse en forma de bola. Su altura varía entre los 2 y los 4 metros, aunque puede llegar a alcanzar los 7 metros.

Se trata de una especie de hoja perenne y una de sus grandes virtudes es que empieza a florecer en pleno invierno, normalmente en febrero (aunque puede alargarse este periodo de floración hasta abril). La flor es pequeña y se presenta en ramilletes desprendiendo un aroma suave y agradable. Finalmente, en verano, se convierte en un fruto de color negro azulado que no presenta interés alimentario. De hecho, puede resultar ligeramente tóxico si se ingiere antes de estar maduro. 

En general es resistente (de ahí lo de ‘durillo’) y llega a soportar temperaturas de hasta -10ºC, por lo que su uso ornamental está muy extendido.

Su historia

¿De dónde viene?

Se trata de una planta que es originaria de la cuenca mediterránea que crece de manera natural en todo el sur de España y el levante. De ahí que tenga una larga tradición en el uso ornamental en jardines.

Su nombre en francés ‘laurier-tin’ es el que se atribuyó al 6º día del mes ‘pluviôse’, el n.º 5 del calendario republicano.

Sus nombres comunes

Se le conoce como laurentino, laurel salvaje o duraznillo, aunque llega a tener nombres muy curiosos como en las Canarias, donde se le conoce como ‘follao’ o en Cataluña ‘marfull’. Su nombre en latín deriva del latín ‘Viere’ (atar) y ‘Nudum’ (desnudo). En cuanto a ‘tinus’ es el nombre que los romanos le daban al laurel por la cierta similitud que presentan las hojas del durillo con las de esta planta.

Sus traducciones

Inglés: Laurustine, laurestine

Francés: Viorn-tin, laurier-tin, laurentin

Sus usos

Su uso se conoce en la medicina tradicional de algunos países orientales, como en Pakistán. Ingerir el fruto, sobre todo antes de su maduración, puede provocar molestias estomacales. Sin embargo, se han llegado a utilizar como remedio contra el estreñimiento. La infusión con las hojas tiene propiedades que ayudan a bajar la fiebre.

Autor: Daniel Aguilera

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies