El yugo y las flechas

La simbología ha sido  desde antiguo un medio imprescindible a través del cual se ha   representado el poder.

Los Reyes Católicos adoptan en la configuración de su heráldica el Yugo y las Flechas , Don Fernando el Yugo, Doña Isabel las Flechas.

Según Menéndez Pidal, su significado tiene un carácter galante, formando un juego mutuo simbólico, fundado en los nombres de ambos esposos siguiendo una costumbre de la época.

En los desposorios de los Reyes Católicos,  se cuenta que cada uno como regalo al otro, se  hacen entrega de  estos símbolos.

El Yugo se convierte en la divisa de Don Fernando, Y griega refleja  el nombre de su esposa.

 Pero esta Y,  conlleva  más simbolismo que el  del  propio nombre.

 En el Yugo aparece de forma perpendicular  el Nudo Gordiano,   acompañado de  la inscripción ” Tanto Monta”.

Históricamente, se atribuye la elección del Yugo como divisa para el rey, al humanista Antonio de Nebrija, quien conociendo la gran admiración que este sentía por Alejandro Magno, quiso enlazar las aspiraciones políticas y territoriales  de Don Fernando a las del macedonio.

Según la tradición, el conquistador encontró en la ciudad de Gordión Un Yugo, con un nudo que nadie había logrado desatar, la leyenda contaba que aquel que consiguiera deshacerlo conquistaría el mundo.

Alejandro de manera práctica decidió cortarlo con su espada, pues el fin era el mismo, “Tanto Monta cortarlo como desatarlo”.

Como escribió Maquiavelo El fin justifica los medios

El Yugo , también simboliza la misma fuerza que ejercen dos bueyes que tiran de él a la vez, Castilla y Aragón, un  matrimonio, una unión que debe  dirigirse a un mismo fin, yendo  siempre en la misma dirección.

Doña Isabel por su parte adopta el símbolo de las Flechas, F de Fernando.

Las flechas fueron históricamente representadas en número variable y apuntando hacia abajo.

El haz de flechas, que igualmente derivaría de otra leyenda basada en Alejandro Magno.

Alejandro, recibió una lección por parte de un maestro de armas, el cual, le  mostró como una sola flecha era débil y fácil de quebrar, pero si hacía un haz con ellas, y las ataba con una cuerda, se fortalecían tanto, que se hacían irrompibles.

La fuerza se engrandece gracias a la unión. “La unión hace la fuerza”.

Autora: Victoria Rodríguez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies