Los jardines de Monforte; un oasis en medio de la ciudad

(de como los leones del Congreso de los diputados en Madrid llegaran a parar a este jardín de Valencia)

Este jardín declarado como histórico artístico en 1941, tiene su origen en un huerto extramuros de la ciudad de Valencia propiedad del Jose Vich, Barón de LLaurí, quien lo vendió en 1840 a Juan Bautista Romero Almenar, Marqués de San Juan y por ello conocido tradicionalmente como L´hort de Romero. Es el único jardín de estilo neoclásico que se conserva en Valencia, clasificado así por seguir unas estrictas reglas de geometría y estar decorado con abundantes esculturas de carácter mitológico y personajes ilustres del mundo clásico, filósofos, escritores etc.…

Juan Bautista Romero, marqués de San Juan invirtió una gran suma de dinero, más de 100.000 duros de la época, para convertirlo en un hermoso lugar que competiría en belleza con otros jardines de Valencia como el l´hort de les freses o el de Ripalda, Jardines de Parcent, hoy tristemente desaparecidos.

Al morir el marqués, su viuda Mariana Conches, al no tener descendencia directa, legan la propiedad a una sobrina, Josefa Sancho Conchés, cuyo marido es Joaquim Monforte Parrés, del cual toma su actual nombre LOS JARDINES DE MONFORTE, último propietario, hasta que el 1871 fue vendido al Ayuntamiento.

Lo que hoy podemos disfrutar es el fruto de una restauración que el Patronato de Jardines encarga a Javier Winthuysen en 1941 y no será hasta 1971 cuando el Ayuntamiento se hace con la total propiedad del Jardín y realiza la ampliación del mismo.

El jardín está presidido por un elegante palacete, casa de recreo y esparcimiento cuya construcción se encarga a Sebastián Monleón Estelles (importante arquitecto valenciano con obras destacadas como el primer invernadero del Jardín botánico y la plaza de Toros de Valencia entre otros), con una extensión de más de 12.000 m2 el edificio es de estilo academicista, consta de dos plantas. En el piso principal compuesto de varias estancias entorno a un hall central de estilo palladiano, y la segunda planta cubierta por una cúpula octogonal sobre pechinas decorado con unas interesantes pinturas de imágenes femeninas realizadas el temple y medallones con amorcillos. En la actualidad es un lugar destinado especialmente para las bodas de carácter civil ya que el entorno es elegante y muy agradable.

El edificio tiene dos importantes fachadas, la primera recayente al exterior hacia la C/ de Monforte cuya entrada principal nos lleva a una pequeña plazoleta presidida por las esculturas de insignes filósofos esculpidas en mármol de carrara y situadas en el interior de unas hornacinas. Una importante portada neoclásica flanqueada por dos leones, obra de Jose Bellver, que fueron esculpidos en primera instancia para la escalinata del Congreso de los Diputados en Madrid, pero no finalmente no fueron admitidos al resultar algo pequeños para la envergadura del edificio y acabaron siendo compradas por el Marques por la suma de

14.000 reales. Dicha portada nos conduce a frondosa zona estructurados en cuatro parterres rodeados de setos de mirto con las figuras alegóricas de los cuatro continentes y las esculturas de Dafne y Cloé a esta zona se conoce como el parterre viejo. Si continuamos por esta zona

llegaremos al recoleto paseo de los “enamorados”, por encontrarse todo cubierto por unas espesas buganvillas que deja completamente cerrado y apartado del resto del jardín.

La otra fachada del edifico destaca por su galería porticada que da a una zona del jardín más íntimo y privativo pues se encuentra cerrado por unos setos en donde destacan los muretes ornados con “alfabagers” (grandes jarrones típicos valencianos) de la famosa y prestigiosa cerámica de Alcora, en este jardín de corte romántico destacan las figuras de amorcillos el pórtico de columnas toscanas con las figuras de los dioses Hermes y Dionisos que nos dan paso hacia el frondoso bosque.

El parterre nuevo y el sector triangula, esta presidido por la fuente de los naranjos y el muro de los cipreses y mirtos, en el centro la imagen de mármol de la diosa Flora. En la parte posterior destaca la glorieta de rosales y el nuevo jardín de trazado regular realizado en 1971 de estilo naturalista formado por terrenos desnivelados y caminos irregulares llegados a este punto finalizaremos nuestro paseo por este espació natural de gran diversidad botánica cargado de historia y arte.

Este jardín es un magnifico ejemplo de integración de naturaleza, arquitectura y escultura. Un agradable lugar para pasear, olvidarse del ruido y bullicio de la ciudad, pequeños oasis en el medio urbano.

Autora: Catalina Benito Mulet

Guía Oficial de la Comunidad Valenciana

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies