San Vicente Mártir en Valencia

El día 22 de enero es un día especial para la ciudad de Valencia, ya que es la festividad de uno de sus santos patronos con más historia: San Vicente Mártir o de la Roda. Durante este día, se celebran diversos actos y una importante procesión por el centro de la ciudad.

San Vicente fue nombrado santo patrón y protector de la ciudad del Turia en época cristiana, dado que, según nos cuenta la tradición, la victoria y conquista cristiana de Balansiya se debió a la intercesión realizada por el santo.

Vida, martirio y muerte de San Vicente

Nació en la ciudad aragonesa de Huesca y fue diácono del obispo de Zaragoza Valero. En la época de la persecución cristiana de Diocleciano, ambos fueron detenidos por parte del gobernador romano Daciano y llevados a Valentia/Valencia para que fueran juzgados.

De camino a Valencia, se pararon en una posada en la que Vicente fue atado a una columna que, según dice la tradición, se encuentra en la  parroquia de Santa Mónica  de Valencia. Siguiendo la Vía Augusta, llegaron a la ciudad donde los dos fueron juzgados por su rechazo a los dioses romanos.

Tras el juicio, el obispo Valero fue desterrado, pero Vicente fue víctima de un martirio espeluznante que duró varios días; atado a una cruz en aspa, fue azotado cruelmente y sus miembros descoyuntados. Los días que duró el martirio fue encerrado en una pequeña prisión que se situaría actualmente dentro del Centro Arqueológico de la Almoina.  Finalmente, murió el santo Vicente un 22 de enero del año 304, sin renunciar a su fe y convirtiendo a su torturador al cristianismo.

Obispo San Valero Valencia
San Vicente crucificado en aspa

San Vicente tras su muerte

Tras la muerte, su cuerpo fue llevado a un basurero o muladar. Este emplazamiento, según la tradición, se sitúa en el lugar en el cual está actualmente la parroquia de San Vicent Màrtir, muy cerca de la Plaza España. Posteriormente, su cuerpo fue arrojado a las aguas de Turia atado a una rueda de molino, para que fuera llevado al mar mediterráneo y se hundiera en lo más profundo. Milagrosamente llegó a la costa y fue rescatado su cuerpo inerte.

El cuerpo del santo recibió sepultura a las afueras de Valencia. Posteriormente, fue llevado a una basílica extramuros, que se situaba en el sitio en el cual hoy en día está la actual parroquia de San Vicent de la Roqueta, en la calle San Vicente junto a la plaza España. Allí descansó y se mantuvo el culto hasta la llegada de los musulmanes.

Este fue el primer testimonio del cristianismo en Valencia, siendo a partir de aquí cuando comenzó la devoción por el santo y su entrada definitiva en la historia.

En época visigoda, Valencia se convirtió en un lugar de peregrinación por la figura de San Vicente. Muy cerca del Palacio del Arzobispado, se construyó una capilla funeraria con planta de cruz que albergaba la sepultura de un obispo valenciano del siglo VI. Cuando llegó Jaume I a Valencia (1238), mandó construir sobre esta edificación visigoda (que en época musulmana se transformó en un baño publico), una capilla en honor al mártir, conocida como la cripta arqueológica de San Vicente.

Durante la dominación musulmana, la parroquia de San Vicente de la Roqueta fue un lugar de peregrinación de la población mozárabe de Valencia, pero en tiempos de Abderramán I (y ante la posibilidad de que los restos del santo fueran profanados) fueron llevados en secreto al Cabo de San Vicente, en Portugal, donde se pierde su memoria.

Iconografía

San Vicente se representa con diversos atributos. Por un lado la palma, atributo común a todos los mártires que defienden su fe. Por otro, elementos propios de su martirio: la cruz en aspa (a la que fue atado durante su tortura) y la rueda de molino con la que fue hundido en las aguas y que hace que también sea conocido como San Vicent de la Roda.

Puntos de interés en Valencia

Actualmente la memoria de San Vicente Mártir se conserva en diferentes emplazamientos de la ciudad:

Parroquia de Santa Mónica (con la columna de su martirio)

Prisión de San Vicente (Centro Arqueológico de la Almoina)

Cripta arqueológica de San Vicente (edificio conmemorativo cristiano, plaza del Arzobispo)

Parroquia de San Vicente Mártir y estatua de San Vicente (calle de la Ermita)

Parroquia de San Vicente de la Roqueta (calle San Vicente nº127)

Calle de San Vicente Mártir (la calle más larga de Valencia con 3,8 km), antigua Vía Augusta

El Brazo incorrupto de San Vicente, en la Catedral de Valencia (traído desde Bari en el año 1970).

Para conocer y recorrer la historia y la ruta de Sant Vicent Màrtir, ven a Valencia.

Autor: Carlos Villanueva López

Licenciado en Historia del arte (2002)

Guía oficial de la Comunidad Valenciana (799)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies